Sedicultura

fibra de la que se compone el capullo

La sedicultura o sericultura es la producción de seda cruda, elevando los gusanos de seda . Los principales productores de seda son China y Japón. China, se le atribuye la primera producción de seda alrededor de 3000 AC . La producción de gusanos de seda se basa en muchos elementos ambientales que afectan a la viabilidad de la producción de seda en otras partes del mundo.

Las fibras de seda se recogen de los capullos del gusano de seda , que es la etapa de oruga de la polilla de seda Bombyx mori . Los gusanos de seda pueden disfrutar de una vida de lujo para producir sus capullos. Su entorno se mantiene a temperatura controlada a través de su ciclo de vida para asegurar que van a vivir para producir un capullo. La etapa de gusano se alimenta hojas de morera aplastados durante todo el día , lo que le permite multiplicar su peso 10.000 veces en un mes . Cada capullo del gusano de seda se compone de una sola fibra que es 600 a 900 metros de largo. Entre cinco a ocho hebras del filamento que se desenrolla de un capullo del gusano de seda se utilizan para crear hilo de seda. El hilo de seda se utiliza a continuación para crear la tela de seda. Imagínese cuántos gusanos de seda eran la raza para producir una camisa de seda.

La seda es una fibra de la que cubre el capullo del gusano de seda, valiosa por su uso en tejidos de alta calidad y otros productos textiles. Científicamente, el gusano de seda es de hecho una oruga y no un gusano. Aunque muchos insectos se envuelven en capullos de fibra. Sólo los de la mariposa de la seda de las moráceas, Bombyx mori, y los de otras pocas especies próximas se emplean en la industria de la seda.

Un capullo consiste en un hilo único que mide aproximadamente 914 metros de largo. Se necesitan como 3000 capullos para hacer una libra de seda. Para recolectar la seda de los capullos, se hierven los capullos intactos en agua por cinco minutos, volteándolos cuidadosamente. Se sacan del agua y usando una aguja de disección o alguna herramienta parecida, se comienza a juntar hebras. Cuando se encuentra una hebra que se despega fácilmente, se envuelve la hebra de seda en un lápiz. Varias hebras se combinan para hacer un hilo. Alrededor de 3000 los capullos son necesarios para hacer una libra de seda.

La cantidad de seda utilizable en cada capullo es pequeña, por lo que son necesarios alrededor de 5.500 gusanos para producir 1 kg de seda cruda.

Para obtener la seda natural que después se utiliza en la confección de ropas y tejidos debe pasarse por varios procesos: huevos, gusanos pequeños, gusanos grandes, metamorfosis de los gusanos en los capullos de seda y mariposas que pondrán los huevos. Se depositan los huevos en una caja y los gusanos en otra. Se observa la evolución de los mismos a lo largo del tiempo.

capullos de seda

De los huevos nacen los minúsculos gusanitos (con un tamaño de menos de 1 mm.), crecen comiendo hojas de morera (llegando a medir 4 o 5 cm.), producen seda haciendo el laborioso capullo, la misma que servirá más tarde para hacer ropa fina y delicada, se transforman en una bonita mariposa y estas se aparean produciendo nuevos huevos.

Una vez recogidos los capullos enteros, el primer paso de la fabricación de la seda consiste en eliminar los insectos que hay en su interior. Así, pues, los capullos se hierven o se tratan en hornos, lo que mata a los insectos por efecto del calor. La fibra de seda se obtiene de los capullos mediante un delicado proceso llamado devanado o hiladura.

El desenrollado de la fibra se realiza remojando los capullos en agua tibia para encontrar la punta del filamento de seda, que se devana en un carrete. Las fibras de varios capullos se enrollan en el mismo carrete, para obtener un hilo suficientemente grueso. Hoy se usan devanadoras automáticas. Si se colocan juntos dos gusanos de seda, producen un capullo doble. La seda de estos capullos se llama ocal. El hilo tiene "mechones' y se usa para hacer telas con variantes de textura.

Se exponen al vapor de agua hirviendo para disolver la sustancia gomosa que fija el filamento. A continuación, se unen y enrollan los filamentos de entre cuatro y ocho capullos, y se combinan con una serie de filamentos similares para dar lugar a un hilo que se recoge en una bobina. Cuando se completa el devanado de cada capullo, se sustituye con otro. El hilo resultante, llamado seda cruda, normalmente está formado por 48 fibras individuales de seda. El hilo es continuo y, al contrario de lo que ocurre con los hilos de otras fibras naturales, como el algodón y la lana, está compuesto por fibras muy largas.

Comentarios u opiniones sobre el gusano de seda